¿Cómo saber si necesito consumir suplementos?

En medio de una avalancha de información acerca de los suplementos dietarios, que aportan vitaminas y minerales al organismo, y la necesidad de consumirlos, es necesario entender cuáles son sus beneficios y cómo elegirlos.

El 60 por ciento de los estadounidenses toman un suplemento multivitamínico/multi-mineral de forma regular de acuerdo con información estadística, la cifra es importante, pero no se traduce necesariamente en que se conozcan los ingredientes y beneficios de estos elementos para el organismo, en el caso de las mujeres muchas no interpretan de forma adecuada el contenido de las etiquetas.

Tod Cooperman, MD, presidente de www.consumerlab.com, asegura que hay muchas causas que justifican la confusión frente al tema, por ejemplo, que los Valores Diarios (DV) en las etiquetas datan de 1968 y difieren de las actuales Cantidades Diarias Recomendadas (RDAs), sumado a que, en muchos casos, no hay indicaciones claras en dichas etiquetas.

Los expertos aseguran que la elección de los suplementos dietarios está sujeta a la dieta de cada persona, cada organismo es único y por eso tiene necesidades específicas. Tenga en cuenta que el primer paso para elegir el suplemento correcto es preguntarse si realmente lo necesita.

Lo anterior, dependerá de la calidad de su alimentación, pero es importante tener en cuenta que optar por el suplemento no garantizará una mejor vida o aumento en la expectativa de la misma.

Identifique la información real y verídica frente a los suplementos dietarios y deshágase de mitos en torno a su consumo con los siguientes aspectos.

1.  Un suplemento para cada tipo de persona

La edad y género de la persona son dos hitos importantes para determinar la cantidad para cada quien, retomando a Tod Coperman, “usted no quiere que un niño tome el multi de su mamá. De manera similar, los hombres y las mujeres tienen necesidades diferentes de hierro y otros minerales”.

Para las necesidades de las mujeres, Deborah R. Wagner, Ph. D., autora de la Quinta Década: Es solo mi vida o es peri menopausia? (Fifth Decade: Is it Just My life or Is it Perimenopause?), señala que, pese a que la nueva tendencia para controlar la perimenopausia se centra en todo el cuerpo, sí es necesario enfocarse en tratamientos específicos para los trastornos asociados a los cambios hormonales, en este caso los fitoestrógenos y las hormonas bioidénticas son beneficiosos para todos los síntomas porque promueven el equilibrio hormonal.

Algunas mujeres tienen necesidades más detalladas, en esos casos pueden probar el aceite de onagra o vitamina E para los sofocos, magnesio, vitamina B y ácidos grasos Omega 3 para el manejo del estrés y la ansiedad, melatonina para combatir el insomnio y calcio y vitamina C para reforzar la masa ósea.

2.  Revise las cantidades

Consumir más de las cantidades requeridas, en vez de bienestar, puede perjudicar al organismo, Susan B. Dopart, MS, RD, C. D. E, autora de A Recipe for Life, explica que vitaminas liposolubles (A, D, E, K) no son eliminadas por el cuerpo cuando se ingieren en grandes cantidades, sino que se almacenan en el hígado y el tejido graso generando efectos adversos, en su libro también afirma que algunas vitaminas solubles tienen efectos secundarios.

Vitamina A: consumir más de los Valores Diarios (VD) puede debilitar la masa ósea y generar otros tipos de toxicidad.

Ácido fólico: la cantidad básica es de 400 mcg por día (imperativo para las mujeres embarazadas 800 mcg). Superar los 1,000 mcg, especialmente para los hombres, puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata.

Vitamina C: más de 2.000 mg para adultos provoca diarrea.

Vitamina D: no debe exceder su ingesta, más de 4.000 UI en adultos.

Calcio: 1,000-1,200 mg' no más de 800 mg al día de suplementos, pues el cuerpo no absorbe más de 500 mg a la vez.

3.  La presentación

De acuerdo con Coperman, la forma de los suplementos no importa, incluso, el presidente dewww.consumerlab.com , explica una forma de probar las tabletas: ponerlas en vinagre tibio, enjuagar alrededor y mantenerlo caliente durante 30-45 minutos. Luego de ese proceso la mayoría de las píldoras deberían romperse. Si no lo hacen, es posible que el producto no esté cumpliendo lo que promete, es importante entender que el método aplica para píldoras regulares, no para las masticables.

4.  Sobre los horarios

Existe la creencia de que los suplementos solo funcionan cuando se toman diariamente, en relación con ello, los médicos explican que lo que se debe revisar es el consumo general de alimentos y si cumple con los requerimientos del organismo o hace falta un suplemento a lo largo de la semana, por ejemplo.

De la misma manera, no se trata de tomar los suplementos en horarios estrictos, sino más bien de revisar cómo los toma, en cuanto a esto es importante que beba mucha agua cuando tome calcio para evitar estreñimiento como efecto secundario, no exceda el consumo de vitamina C, que puede asociarse a cálculos renales y consuma la vitamina D con una comida grande para aumentar su absorción.

5.  El precio y la calidad

Comprar en una farmacia no garantiza que el suplemento sea seguro, por eso revise siempre la etiqueta, fecha de vencimiento y sellos de la agencia sanitaria para cada país, también tenga en cuenta que mayor precio no necesariamente equivale a un producto de mayor calidad, para estar seguro del producto, más bien infórmese previamente sobre sus características y asesórese de su médico tratante.

Volver arriba

Teléfono servicio al cliente:1-833-2458-166 Puerto Rico Correo electrónico [email protected]