Disfrute su sexualidad a pesar de la menopausia

Entrar a la menopausia no debe representar una pausa o un alto en la vida sexual de la mujer, los especialistas recomiendan asesorarse, controlar los factores que reducen la libido y explorar opciones de tratamiento.

La “perimenopausia” o período previo a la menopausia en las mujeres marca un antes y un después en varios aspectos, especialmente en la vida sexual, los cambios hormonales que generan molestias y desajustes en el organismo también afectan el campo del deseo y es allí cuando se debe consultar.

Antes de que la mujer entre a la etapa de su vida en que hay ausencia del período, suceden cambios en el humor, fatiga y aumento de peso derivados del síndrome premenstrual, antes de la menopausia, lo anterior ocurre por niveles bajos o cambiantes de estrógeno.

Los desajustes también ocurren al entrar a la menopausia, las mujeres empiezan a sentir sofoco, sudor nocturno y alteraciones en el estado de ánimo, esto a nivel general, pero hay un área que también sufre alteraciones, la disminución del estrógeno provoca resequedad vaginal y si esta condición no se trata a tiempo puede interferir en la vida sexual de la mujer.

La buena noticia es que hay un tratamiento adecuado para superar este problema, el uso de lubricante vaginal, especialmente el que no contenga glicerina, parabenos o fragancias evita molestias y dolor durante las relaciones sexuales.

¿Y el deseo sexual?

Los cambios que experimenta la mujer trascienden el ámbito físico, con la menopausia también disminuye el deseo y esta situación puede afectar la calidad y cantidad de relaciones sexuales.

Actualmente no hay un tratamiento aprobado por la FDA para las mujeres que han sufrido una disminución o pérdida de la libido, sin embargo, los médicos pueden formular testosterona para los casos en que se trate de niveles bajos de la hormona.

En esta, como en toda condición de salud, estar abierto a recibir orientación médica y ser muy claro y detallado en los síntomas permitirá un tratamiento oportuno y efectivo, es importante hablar con el médico y con la pareja, que además de estar directamente relacionada con el tema, servirá de gran apoyo en su manejo.

Manejo de las emociones

El cambio en la apariencia, la pérdida de fertilidad y el envejecimiento confluyen en la etapa de la menopausia, ciclo de la vida en que muchas mujeres reducen su actividad laboral o se pensionan y, aunque tienen más tiempo para ellas, suelen sentirse improductivas y sin motivaciones.

Estar alerta a las emociones en esta etapa permitirá entender los cambios y afrontarlos, desde los físicos, hasta los emocionales y sociales, en donde el entorno de la mujer juega un papel importante para hacer el tránsito hacia la vejez sin perder de vista su valor como ser humano.

La sexualidad también debe ser entendida desde las emociones y para ello la asesoría médica es la base para avanzar, la idea es recuperar el deseo sexual y llevar una vida normal, en vez de pensar en que todo está destinado a desaparecer con el paso del tiempo, al contrario, con acompañamiento y buena actitud, es posible vivir a plenitud cada época de la vida.

Volver arriba

Teléfono servicio al cliente:1-833-2458-166 Puerto Rico Correo electrónico [email protected]