Haga un espacio para el sexo en su agenda

Los cambios hormonales después de los 30 años impactan la actividad sexual en la mujer, identifique los factores que desencadenan la pérdida de deseo, motívese y explore alternativas para mantener la pasión.

A lo largo del mes, las mujeres pueden experimentar un mayor deseo sexual debido al aumento en la secreción de progesterona durante y después de la ovulación, una hormona relacionada con la sexualidad, esto redunda en relaciones sexuales más intensas y satisfactorias.

Estos cambios ocurren particularmente entre los 30 y 40 años, lo importante es aprender a reconocerlos e identificar en qué momentos aparecen, para ello, la mujer debe ser consciente de su cuerpo para anticipar e incluso planificar su agenda con el propósito de darse un espacio y lugar adecuado para la vida sexual.

Alternativas como encontrar una niñera, en caso de tener hijos, no planear temas laborales en la noche y reservar un espacio apropiado pueden sumar a un ambiente de mayor sensualidad.

De acuerdo con especialistas, el estilo de vida asociado a una intensa carga laboral, la crianza de los hijos y el estrés va restando espacio a la vida sexual, especialmente en las mujeres que a veces tienen la doble carga de ser mamás y trabajar, si a esto se añaden malos hábitos alimenticios o consumo regular de cigarrillo y alcohol, el impacto en la actividad sexual puede ser mayor.

El estrés, especialmente, afecta la libido de forma importante pues provoca un desequilibrio hormonal, situación que altera varias funciones del organismo y a la postre, también el campo en el que se mueve la pasión.

Pero no todo está perdido, existen numerosas maneras de rescatar la vida sexual después de esta edad, la meditación es una de ellas, dormir bien, comer saludablemente y hacer ejercicio, fórmula ganadora para muchos aspectos de la vida.

Al meditar, los niveles de GABA, neurotransmisor relacionado con procesos de sueño y vigilia, y de serotonina, neurotransmisor asociado al control de las emociones, aumentan en el cerebro, esto ayuda a sentirse más relajados, con mejor estado de ánimo y también con más libido.

Reconozca los cambios hormonales

La etapa conocida como la perimenopausia, o previa a la menopausia, que suele ocurrir entre los 40 y 50 años, llega con cambios hormonales en donde los niveles empiezan a disminuir y producir cambios físicos y en el estado de ánimo, estos además afectan el deseo sexual.

En estas circunstancias, la recomendación es asesorarse con un especialista frente alternativas para aumentar el deseo, llevar una dieta balanceada y usar suplementos para lograr el equilibrio hormonal. Mantener una actitud positiva, rodearse de personas que brinden apoyo y hacer actividades que eleven la energía también le ayudarán.

Volver arriba

Teléfono servicio al cliente:1-833-2458-166 Puerto Rico Correo electrónico [email protected]